sábado, 28 de mayo de 2016

Martin Maquieyra“Estas medidas beneficiarán a más de 2 millones de jubilados acabando finalmente con años de injusticias.

 
 
                      Diputado Nacional por La Pampa, Martin Maquieyra. (Pro)
 
Hoy, el presidente Mauricio Macri, presentó una serie de medidas en apoyo a los jubilados en el Centro Cultural Julián Centella, en el barrio porteño de San Cristóbal. El proyecto de ley será enviado al Congreso Nacional hoy o el lunes próximo.

Aquellos jubilados que iniciaron un juicio por el mal pago de sus haberes y cuentan o no con una sentencia recibirán un retroactivo de hasta 48 meses y, a partir de la aprobación de la ley, comenzarán a cobrar los haberes correspondientes.

Quienes no iniciaron juicio, comenzarán a cobrar lo que les corresponde y los jubilados que no cumplan con los requisitos de jubilación, pero tienen 65 años o más, tendrán derecho a una pensión universal por vejez.

El Diputado Nacional por La Pampa, Martin Maquieyra, se comprometió a apoyar con la mayor rapidez el proyecto de ley que presentará el Gobierno Nacional en el transcurso de los próximos días. “Los jubilados no nos pueden esperar, en cuanto llegue el proyecto debemos debatirlo y aprobarlo rápidamente para beneficiar a los que más necesitan de nuestro apoyo”, apuntó Maquieyra.

El pago a los jubilados y el ajuste de los haberes se podrá llevar a cabo mediante los ingresos que perciba el Estado por el blanqueo de Capitales y a través de los fondos de Garantía de Sustentabilidad del Anses. “Necesitamos que todos los argentinos ayudemos a los jubilados, contamos con la transparencia de todos y con el apoyo de los que más tienen”, pidió el Diputado Nacional, Martin Maquieyra.

“Estas medidas beneficiarán a más de 2 millones de jubilados acabando finalmente con años de injusticias. Tenemos que retribuirles años de trabajo a quienes nos marcaron el camino y, como dijo Muricio, nos dieron educación, cuidado y amor”, enfatizó el Diputado Nacional por La Pampa, Martin Maquieyra.

SOLANA PIDIO NO COMERSE LA CURVA YA QUE UNA LEY NO SOLUCIONA EL PROBLEMA DE LOS SIN GAS

                                                           diputado Luis Solana (Frepam)
                                     "Verna distrae, pero las familias se siguen cagando de frío"
 
El gobernador Carlos Verna distrae con discursos y proyectos de buenas intenciones pero la verdad es que las familias que no tienen gas natural se van a seguir "cagando de frío" ya que no les puede solucionar su problemática. No hay que comerse la curva: el proyecto que envió a la Cámara de Diputados apenas puede ser una ley que le pida a Enargas que le rescinda el contrato a Camuzzi. En los hechos van a pasar años y años ya que la decisión de quitarle la concesión no depende de lo que vote el Congreso sino de lo que determine Nación. Si quiere ser concreto que vaya a la Justicia a reclamarlo.
Acordamos con el fondo de la cuestión: la empresa privada no realiza nuevas conexiones y el servicio podría estar mejor en manos cooperativas. Pero no en el uso que se le ha dado a las necesidades de las familias pampeanas.
Verna tiene que poner la plata para darles una solución concreta y no lo hace. Cómo no tiene respuestas patea la pelota al Congreso para que pasen los meses fríos y el tema se vaya diluyendo. La cuestión es clara: la rescisión está muy lejos, tanto desde las obras necesarias porque se necesitan invertir millones como de una medida como la reclamada, ya que es muy difícil una rescisión de la concesión.
Los anuncios mediáticos son para la tribuna, artilugios verbales ante la incapacidad de solucionar los problemas de las familias sin gas. Mientras tanto este invierno miles de familias se cagan de frío y seguirán sin gas por varios años.
Pedimos seriedad y sensatez al gobernador Verna. Y le exigimos soluciones aportando propuestas. Presentamos, junto al diputado Berhongaray, un paliativo para que la APE le pueda subsidiar la energía eléctrica a las familias sin gas hasta que se puedan conectar. El gobernador la conoce pero no la quiere usar. Para eso no hay dineros pero vemos en el Presupuesto fondos para el mantenimiento y cuidado del Megaestadio que cumple diez años sin que se pueda inaugurar, para compensar las pérdidas del Autódromo o para la vigilancia del frigorífico de Bernasconi que también cumple nueve años y nunca funcionó.
Gobernador: "piense en la gente".

martes, 24 de mayo de 2016

Luego de recibir el pago de Argentina , Paul Singer publico una columna de opinión en el Wall Street Journal.


                                  Paul Singer  fundador de la empres: Elliott Management

Nota completa:
"El 22 de abril, cuando la República Argentina completó su acuerdo con los mayores tenedores de bonos impagos desde el default de más de US$ 80.000 millones de 2001, un capítulo único en la historia del mercado internacional de bonos llegó a su fin. Elliott Management, la empresa que fundé y que administro, era uno de esos titulares, con bonos adquiridos antes y después de aquella cesación de pagos.

Ríos de tinta han corrido sobre las lecciones que deberían sacarse de esta saga de 15 años para mejorar el proceso de reestructuración de deuda soberana. Ahora que este capítulo está por terminar, nos gustaría añadir nuestra perspectiva al debate.

En 2001, cuando por primera vez invertimos en estos bonos, creíamos que una reestructuración negociada podría ayudar a evitar el default de Argentina. También creímos que si participábamos en una negociación podríamos ayudar a obtener un buen acuerdo para todos los tenedores de bonos del país.

En aquel momento, sin embargo, Argentina optó por el default y sus líderes se negaron a negociar. En general, las reestructuraciones soberanas se completan rápidamente; un estudio de 2013 de la agencia de calificación Moody's dice que el promedio para ello es alrededor de 10 meses. Pero pasaron casi tres años antes de que el gobierno argentino pusiera siquiera una oferta sobre la mesa.

Cuando finalmente negoció, ofreció a los tenedores de bonos —incluyendo muchos tenedores argentinos— una oferta del tipo "o lo tomas o lo dejas" de nuevos bonos que pagaban de 30 centavos por cada dólar adeudado en los viejos bonos. Los líderes argentinos incluso dieron el extraordinario paso de sancionar una ley que prohibía pagar a cualquier tenedor de bonos que hubiera rechazado esa oferta.

A pesar de estas tácticas coercitivas, más de la mitad de los tenedores extranjeros rechazó los términos unilaterales del país. En 2010, Argentina repitió la oferta de 30 centavos. Muchos de los participantes en este segundo intercambio eran tenedores de bonos que habían sido afectados por la crisis financiera global o que simplemente estaban cansados de esperar.

En ese momento, el gobierno argentino bien podría haber negociado con facilidad un acuerdo con los restantes tenedores de bonos y superar el default de 2001. Como habíamos hecho antes, nuevamente intentamos iniciar una negociación con Argentina.

Nuestros pedidos cayeron en oídos sordos. Lejos de negociar, los líderes argentinos decidieron usarnos como chivo expiatorio de los crecientes problemas económicos del país, insistiendo en que los tenedores de bonos como nosotros nunca cobrarían un solo peso.

En 2012, el tribunal de Nueva York encargado de supervisar las disputas sobre estos bonos ordenó a Argentina de cumplir con la cláusula de trato igualitario del contrato, lo que significa que no podía seguir haciendo los pagos de los bonos reestructurados a menos que arreglara su disputa con los tenedores de los bonos originales.

Argentina se negó a cumplir con el fallo de la corte o a negociar con los acreedores. En cambio, decidió entrar en default con los nuevos bonos y fue declarada en desacato por evadir el cumplimiento de órdenes judiciales.

A finales de 2015, los argentinos eligieron un nuevo gobierno. En ese momento, el país estaba en default con múltiples clases de tenedores de bonos y aislado de los mercados financieros internacionales. Con la economía afectada por una inflación galopante y la fuga de capitales, no es de extrañar que la gente votara por un candidato cuyo lema era "Cambiemos".

El nuevo gobierno entiende que el camino hacia la prosperidad tenía que empezar con un nuevo compromiso con la economía global y una rápida resolución de la disputa con los acreedores.

Nuestra antigua oferta de negociar finalmente halló una respuesta positiva. En enero comenzó la primera negociación en 15 años. Al igual que con cualquier negociación, hubo fuertes diferencias por ambas partes, pero el nuevo gobierno reconoció que se trataba simplemente de una disputa comercial y no una guerra ideológica. Ese cambio de mentalidad permitió que las conversaciones avanzaran con respeto mutuo y con un interés común en resolver el problema.

Una vez que nos sentamos con alguien dispuesto a negociar, la solución estaba a la vista. En febrero llegamos a un acuerdo que implicó un descuento significativo pero aceptable desde nuestro punto de vista, que ha sido ya pagado gracias al regreso en tiempo récord de Argentina a los mercados internacionales de capital.

A lo largo de esta saga, ciertos comentaristas y políticos argumentaron que las acciones coercitivas impuestas a Argentina por tribunales de Estados Unidos han creado un precedente negativo para futuras reestructuraciones de deuda soberana. Estas personas afirman que los tenedores de bonos ahora tienen pocos incentivos para negociar una solución.

Esta línea de pensamiento es errónea y podría llegar a paralizar los mercados de deuda soberana.

Ante la ausencia de una autoridad capaz de hacer cumplir los fallos judiciales, el valor de los bonos soberanos de crédito dudoso podría rápidamente desplomarse a la primera señal de problemas. Después de todo, ¿quién va a querer este tipo de bonos si los titulares no pueden hacer valer sus derechos y los países pueden pagar lo que ellos quieran y a quienes ellos quieran? Un mundo así sería mucho más caótico que el que tenemos ahora gracias al imperfecto conjunto de alternativas legales con que cuentan los inversionistas.

Tiene que haber un justo equilibrio de poder entre los deudores soberanos y sus acreedores. La clave para lograr ese equilibrio es el estado de derecho. Si algunos soberanos quieren incluir en sus bonos cláusulas que obliguen a los tenedores minoritarios de bonos a aceptar el voto de cierta mayoría de acreedores, sin duda tienen el derecho a hacerlo.

Pero si otros soberanos, para lograr menores tasas de interés, insertan en sus contratos cláusulas amigables con los acreedores, entonces —parafraseando a un importante fallo del tribunal de apelaciones en nuestro caso—, obligarlos a cumplir con esas cláusulas es esencial para la integridad de los mercados de capitales.

Argentina fue descrita por ese mismo tribunal como un caso extraordinario de "deudor recalcitrante" y la corte adecuó su fallo a las circunstancias concretas del caso argentino. No es probable que veamos otra reestructuración tan difícil y polémica como esta, porque no es probable que otro país quiera emular el enfoque coercitivo y autodestructivo que Argentina tuvo en este caso.

Si el sector público reacciona exageradamente y trata de impedir la ejecución de los contratos de deuda soberana, los préstamos soberanos probablemente se reducirán de manera significativa. La receta para hacer fracasar este mercado es que los tribunales impidan la ejecución de los contratos de deuda o aplique un cumplimiento selectivo a los deudores soberanos.

Las lecciones de este caso son claras: el estado de derecho no es un pasivo para un país, es un activo. Las reestructuraciones de deuda soberana pueden ser alcanzadas rápida y fácilmente cuando ambas partes están dispuestas a negociar de buena fe. Y la clave para asegurar reestructuraciones oportunas y ordenadas no es viciar la observancia de los derechos contractuales, sino alentar a los estados que necesitan reestructurar su deuda a que eviten los costosos e innecesarios errores de Argentina."

lunes, 23 de mayo de 2016

Fundación para la Promoción de Estudios Superiores en Tecnologías (FuPEST)

"A la ciudadanía: Como es conocido, FuPEST desarrolla una intensa actividad para la promoción y realización de los derechos de niñez y adolescencia, desde hace más de 20 años. En esta ocasión, se encuentran particularmente en dificultades algunas mamás con hijos pequeños, que viven en situación de gran orfandad y cuy@s hij@s padecen desprotecciones de distinto tipo, inclusive un desamparo general... Resultan infructuosos la mayoría de los esfuerzos tendientes a obtener que se garanticen los derechos de la niñez y adolescencia en general y particularmente, de la más desfavorecida y es por ello que nos dirigimos a la ciudadanía en general, que muchas veces responde con mayor sensibilidad y rapidez y permite resolver problemas acuciantes. La FuPEST se va a hacer cargo de construir los tapiales de la casa de Gisele, de Realicó, la mamá de 5 niñas que recuperara en 2015 prácticamente sin poder contar con autoridad alguna que la asistiera - al contrario -, luego de que se las hubieran quitado al margen de toda norma durante la anterior gestión de Bienestar Social. También colaboramos en cuanto está a nuestro alcance cuando tienen que viajar - por trámites legales en Gral. Pico - y otras necesidades. Gisele, que se ha mostrado sumamente responsable y solidaria desde que la conocemos, a su vez ayuda a una joven mamá con un niñito pequeño de 1 año y medio, víctima de violencia de género y de muchas otras violencias, que habiendo sido dejada prácticamente en la calle con su criatura, encontró refugio en casa de Gise, un hogar humilde y lleno de amor. FuPEST está asistiendo a la familia para realizar algunas refacciones indispensables para proteger su vivienda y dotar de mayor seguridad a todos los menores que allí viven. Pero también necesitamos ropa, calzado, pañales para el niñito de 1 año y medio de edad (extra grandes), abrigos, alguna frazada y/o juego de sábanas, alimentos no perecederos. En suma, todo lo que podamos aportar a esta que es, de momento, una familia con dos mamás y seis niñ@s en total, que realizan enormes esfuerzos para salir adelante cada día... Agradecemos la colaboración de quienes puedan contribuir. Las donaciones pueden entregarse en Ameghino 865 de Lunes a sábados de 9 a 13 horas y de lunes a viernes de 15 a 21 hs., en Santa Rosa. En Realicó, entre las 20 y 22 hs en calle 2 de marzo 1628. Cada aporte que hagamos, cada elemento o alimento que consigamos, contribuirá a paliar necesidades elementales de niños y niñas a quienes les hace mucha falta que la sociedad en la que viven los reconozca como sujetos de derechos especialísimos. Equipos de Fundación FuPEST Santa Rosa La Pampa fupest.lampampa@gmail.com 02954412555 - 415777

sábado, 21 de mayo de 2016

Consejo Deliberante Estudiantil, su presidente Tomas Garro de la Escuela Agrotecnica


El único sobreviviente del programa de educar para las instituciones democráticas en La Pampa es el que a nivel de Victorica lleva adelante la direccíon de Juventud local con la coordinación de Juan Pablo Miranda que ayuda a los estudiantes a insertarse en el uso de las herramientas institucionales del sistema de gobierno vigente en el pais.
Dialogamos con Tomás Garro, originario de La Maruja y que fue electo presidente del CDE (Consejo Deliberante Estudiantil)

viernes, 20 de mayo de 2016

Marcos Peña: “El objetivo es ir resolviendo temas y avanzar en la creación de más empleo y desarrollo en la Argentina”.



                                      Jefe de Gabinete, Marcos Peña.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó hoy que el Gobierno Nacional continuará abriendo espacios de diálogo y de trabajo mancomunado, con el objetivo de “ir resolviendo temas y avanzar en la creación de más empleo y desarrollo en la Argentina”.
     Peña puso como ejemplo el ámbito que reunió el jueves a funcionarios nacionales, sindicalistas y empresarios donde “se logró el aumento del salario mínimo y mejorar el seguro por desempleo”.
     Aseguró, además, que el Gobierno estima que para el año próximo la inflación estará por debajo de los 20 puntos y destacó que “por primera vez hay un plan fiscal, monetario y financiero (oficial) para que en cuatro años el déficit se reduzca a cero”.
    “Desde el primer día que llegamos al Gobierno trabajamos para que haya más trabajo y desarrollo en la Argentina. Nosotros seguiremos convocando siempre al diálogo para poder ir resolviendo los temas pendientes”, aseguró Peña.
     Dio como ejemplo el resultado de la convocatoria al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil que fijó ayer el nuevo piso salarial que llegará a 8060 pesos y estableció un nuevo seguro por desempleo de hasta 3000 pesos “que hace muchos años que estaba frenado”.
      En esa línea, el Jefe de Gabinete remarcó que la Nación continuará llevado adelante “una agenda de trabajo y generando posibilidades de desarrollo, a través de estímulos a las Pymes, al empleo joven, a la inversión y la obra pública”.
     Explicó que el Gobierno siempre fue “muy crítico de la ley” de emergencia ocupacional “porque creemos que tiene más que ver más con una situación de especulación política que con la intención de ayudar verdaderamente a los trabajadores”.
     Sin embargo, señaló que algunos dirigentes gremiales “han planteado una línea más conflictiva desde el primer día del Gobierno, que tiene que ver con cuestiones ideológicas y no con temas puntuales”.
     Por otro lado, aseguró que “la inflación va a bajar significativamente a fin de julio, en una tendencia que no va a parar y que nos va permitir arrancar el año que viene sin que ese tema sea eje central de discusión”.
     “Se estima que el 2017 contemos con una inflación que tenga un ‘1’ adelante, es decir que estemos debajo del 20 por ciento de inflación anual”, aseguró Peña en declaraciones a un medio radial.
     Explicó que “la inflación se produce por dos razones centrales: una es la decisión del gobierno anterior que creía que ayudaba a la promoción del consumo, y era una herramienta de política económica que nosotros siempre cuestionamos, porque termina afectando a los más pobres”.
      “La segunda -continuó- porque había una política fiscal y monetaria que generaba una emisión descontrolada, un déficit permanente, una caída de reservas, que hace que el valor de la moneda sea cada vez más bajo, que es centralmente lo que genera la inflación”.
     Dijo que frente al déficit fiscal de más de 5 puntos respecto del PBI que dejó la administración anterior, el Gobierno optó por un “camino de gradualidad” porque de otra forma “el costo social hubiese sido muy grande”.
     Además, se refirió a las candidaturas a de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkranz para ser ministros de la Corte Suprema de Justicia y aseguró que “sería algo positivo” que el Senado avanzara en su designación durante el mes próximo.
     “Creo que han sido dos candidatos intachables, que han pasado la audiencia pública de una manera muy positiva y que de ser aprobados prestigiarían la Corte”, afirmó.
      En ese sentido, destacó “el gesto del Presidente Macri de presentar dos personas que él no conocía, pero que sabía que eran prestigiosas y valiosas” para completar el máximo tribunal argentino, y consideró que sería importante que el Senado acompañara esa visión sobre ambos  candidatos.